La unión de dos de las propuestas musicales jóvenes más brillantes de los últimos tiempos (Solo Astra y Pimp Flaco) da lugar a Cupido, la banda revelación de este año. Se presenta en Granada el próximo día 30 de Mayo con su disco «Préstame un sentimiento», 8 hits con los que prometen desbancar a los grupos indies que están dormidos. Puro baile y disfrute el directo de esta banda que Purple Moon te lleva a Granada. Abre el concierto la banda granadina Colectivo da Silva.

Coco Thursday, cocomienza el fin de semana cocomo Dios manda. Musica urbana, buena compañia y un punto de petardeo. Musica y video de mano de los chicos de TARDEO en su nueva noche alejada de la electronica.

Autoramas es probablemente la banda más importante de la escena musical independiente brasileña. Desde su formación en Rio de Janeiro en 1997, han realizado giras en un total de 23 países diferentes, labrándose una reputación de banda explosiva en los 5 continentes.
Comandados por el talentoso e incombustible Gabriel Thomaz, tras 5 años desde la última gira, regresan a España a presentar su nuevo álbum, «Libido» 2018 (Soundflat / Hearts Bleed Blue), el octavo en su carrera y el más potente hasta la fecha, habiendo recogido en poco tiempo diversos premios a mejor álbum del año en medios especializados y muy buena acogida entre su público. Como aliciente además presentan nueva formación y de trío pasan a cuarteto, dando aún mayor empaque a su sonido. La banda la componen Erika Martins (voz, guitarra y teclado), Jairo Fajer (bajo) y Fabio Lima (batería), más su carismático líder Gabriel (voz y guitarra).
Su música podría definirse como Rock’n’Roll para las pistas de baile con un estilo hipervitaminado, melódico y adictivo. El eclecticismo que les caracteriza une la música brasileña con el Surf, New Wave, Garage o Powerpop, consiguiendo un resultado único y a veces inclasificable que hace a la banda sonar como sólo ella sabe. Todo ello unido a una performance de lo más divertida y enérgica que convierte sus shows en auténticas fiestas.

Desde las calles de Sintra, en las afueras de Lisboa, nos llega uno de los proyectos más pujantes de Portugal: Kumpania Algazarra. Sus influencias son un auténtico caleidoscopio sonoro: furor balcánico, reminiscencias árabes, calor latino, el refinamiento del afrobeat, y la explosividad del klezmer y el ska. Música nómada, multilingüe y universal. Y si bien su música transmite un optimismo y una alegrí­a desbordantes, sus letras son un clamor contra las injusticias que asolan el planeta.

‘Finally Free’ es el octavo trabajo de Daniel Romano en los últimos ocho años, sin contar proyectos paralelos y divertimentos varios. Su ritmo creativo es tremendamente prolífico, sumergido siempre en todo el proceso de gestación de cada disco, desde la composición a la grabación, producción, diseño, etc. La prensa se ha referido a él como un camaleón, un cambiaformas, un charlatán artificioso, un genio, el mejor compositor de canciones vivo o directamente un gilipollas. Nadie se pone de acuerdo, pero su último disco ‘Modern Pressure’ recibió innumerables elogios y fue aclamado por gran parte de medio especializados, colándose en muchas de las listas de lo mejor del año. Romano ha terminado convertido en todo un iconoclasta, aunque su innegable talento siempre termina por sobresalir sea cual sea la vuelta de tuerca estilística que ofrezca a su estilo.
‘Finally Free’ es antes que nada un profundo y asombroso ejercicio de prosa, con un Romano que escribe con un nuevo lenguaje y significado sobre viejos sentimientos y sólidos principios, como si de un poemario se tratara. Una exploración radical, como una revelación ante conceptos como la música como un ente celestial, la flora como un ancestro significativo, y el canto como la expresión más importante de nuestra especie. Todo tocado por un convencimiento agnóstico pese a la articulación religiosa de sus interpretaciones. Y orquestado con una instrumentación brillante en arreglos y musicalidad.
Registrado en un grabador de cassette Tascam de 4 pistas, Romano grabó el disco con un solo micrófono en “posición vocal”; las canciones iban quedando registradas según eran compuestas, con los amplificadores rodeándole, respaldado por la batería, sin mover nunca ese único micrófono de registro ni cambiar los ajustes de amplificación. “Básicamente hice la mezcla del disco sobre la habitación de grabación en lugar de sobre cada canción individualmente”, explica. Unas limitaciones autoimpuestas para paradójicamente conseguir unos resultados honestos y liberadores.
Finalmente, encontramos a un Romano regresando a sus obsesivos estudios iniciales sobre la tradición de la música folk sin perder un ápice de modernidad y estética actual. ¿Hablamos o no de un genio en potencia?

Inspirados por la música electrónica de tintes oscuros de los ochenta y principios de los noventa, RIDOO y EL BECARIO han ido dando forma al interesante proyecto ANTENNA, que abarca el abanico de estilos musicales existentes entre el synth-pop y la EBM, circulando por todas las “waves” electrónicas imaginables y sin dejar de lado los matices post-punk.